TARAZONA

La cofradía del Silencio del Santísimo Cristo del Rebate, con sede en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced y lugar de donde parte en procesión todos los martes santos, y en la que se reza el solemne Vía Crucis con todos los cofrades y el grupo de ‘ensacados’, que visten un atuendo en forma de saco, caminan descalzos y con cadenas atadas a sus tobillos.

 

Esta cofradía se fundó en 1746. La venerada imagen del Cristo del Rebate fue el origen de la hermandad, erigida tal cual hoy la vemos en 1954. Este Cristo, de medianas dimensiones pero de expresión natural en el dolor, era el titular de una ermita que se levantaba en las cercanías del convento de las Carmelitas de Santa Ana, antes ya del año 1335. A finales del siglo XVI, la sagrada imagen desapareció, siendo encontrada poco después por unos niños debajo de un puente de la acequia cercana, por lo que desde entonces se denomina aquel lugar ‘Puente Cristo’.

 

El entusiasmo y devoción popular originados por el hallazgo dieron motivo para que fuese creada una numerosa cofradía ‘de los pelaires’ o de los artesanos. Desde aquel año 1582, la imagen del Cristo del Rebate se encuentra en la iglesia de la Merced.

 

Las cadenas rompen el silencio

Sólo un tambor, varias cornetas y otras tantas heráldicas ponen sonido a la procesión del Silencio del Santísimo Cristo del Rebate. Únicamente el ruido de las cadenas que arrastran los ‘ensacados’ y algunos cofrades interrumpe el silencio reinante durante la salida procesional, que finaliza de nuevo en la iglesia de la Merced.

 

El estandarte de la cofradía se realizó en los años cincuenta del siglo pasado, con diseño e idea de la junta de gobierno, si bien la tela la cedió Saturnino Alonso. El hábito de los cofrades es una túnica negra, con capirote del mismo color y anagrama de la hermandad, y cinturón de esparto de unos 20 centímetros de ancho.

 

Fuente:Diario de Tarazona

LOS ENSACADOS

LA COFRADÍA DEL SILENCIO DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL REBATE

TARAZONA

PINCHAR ENCIMA DE LA FOTO PARA AMPLIAR

Copyright © All Rights Reserved © OSCAR ZUBIRI